• En materia de desarrollo productivo, se persigue aumentar la eficiencia hídrica, las condiciones de comercialización y el posicionamiento de las comunas como destino turístico.
Crédito fotografía: 
Cedida
Con una inversión total superior a los $84 mil millones, provenientes del Fondo Nacional de Desarrollo Regional y de distintos ministerios, la segunda etapa de este plan se aplicará de forma focalizada en Puinitaqui, Combarbalá, Monte Patria y Canela.

Más de $11.000 millones invertirá el Gobierno Regional de Coquimbo en la segunda etapa del Plan de Zonas Rezagadas, que se ejecutará entre los años 2019 y 2021, iniciativa que busca reducir las brechas económicas y sociales en cuatro comunas (Puinitaqui, Combarbalá, Monte Patria y Canela), mediante inversiones públicas y planes focalizados.

Además, el programa de Gestión Territorial para Zonas Rezagadas “Plan Limarí - Choapa 2019-2021 Etapa II”, considera una inversión superior a los $73 mil millones, provenientes de distintos ministerios y servicios según los tres objetivos estratégicos que persigue: desarrollo productivo, capital humano social e infraestructura para el desarrollo.

En suma, son más de $84 mil millones que significarán un positivo impacto para las comunas con mayores índices de pobreza en la Región de Coquimbo.

 

“Buscamos generar todas las instancias posibles para igualar la cancha en materia de oportunidades y calidad de vida entre quienes viven en las zonas más apartadas”, Lucía Pinto, Indententa de la Región de Coquimbo.

 

Los desafíos futuros

En términos de infraestructura, algunos de los desafíos que se plantean a través de este plan son mejorar la conectividad del territorio, potenciar la actividad económica del borde costero, asegurar la conectividad digital y de comunicaciones, aumentar la disponibilidad de agua para el consumo y una mayor cobertura de enegía.

En materia de desarrollo productivo, se persigue aumentar la eficiencia hídrica, las condiciones de comercialización y el posicionamiento de las comunas como destino turístico, además de dar valor agregado a la producción, entre otros.

Finalmente, los desafíos en cuanto a capital humano y social, son mejorar las competencias de las personas vinculadas a actividades productivas y generar habilidades transversales y sociales (asociatividad, enfoque de género).

Para el presidente de la comisión de Fomento Productivo, Juan Carlos Codoceo, “ esta es una gran iniciativa de desarrollo para estos sectores apartados que casi nunca les llegaba el desarrollo porque no cumplían con la vulnerabilidad en sus proyectos, pero quedando en zonas de rezago se puede invertir”.

 

Primeros proyectos aprobados

Durante la misma sesión, el CORE aprobó los primeros tres proyectos asociados al plan de Zonas Rezagadas 2019-2021.

El primero fue el programa de apoyo al desarrollo de la competitividad en plan zonas rezagadas, presentado por CORFO por $3.000 millones y cuyo objetivo es aumentar el desarrollo empresarial y de emprendimiento, para mejorar la competitividad.

También se aprobó la iniciativa de Fortalecimiento y Desarrollo de competencias de la Agricultura Familiar Campesina, presentado por INDAP, por $1.600 millones, que pretende disminuir las brechas detectadas en las comunas de rezago, especialmente en el sector agrícola y criancero, donde se presentan dificultades de acercamiento a los centros comerciales, baja capacitación en materias de comercialización y asociatividad, escasez hídrica y la falta de infraestructura para hacer más eficiente el uso de agua.

Finalmente, se aprobó la iniciativa de Recuperación y Restauración Hidrológica Forestal de Microcuencas, proyecto presentado por CONAF, por $763 millones, para incrementar la captación de aguas lluvias en zonas rurales y utilizarla con propósitos productivos, evitando que el flujo hídrico no controlado provoque erosión. A su vez se pretende disminuir la perdida de suelo a través de la recuperación de vegetación, con la instalación de distintos pisos de vegetación a lo largo del tiempo.

 

Mejorar la calidad de vida e igualar la cancha

Sobre la importancia de esta aprobación y el programa de Zonas Rezagadas, la Intendenta Lucía Pinto dijo que “uno de los principales objetivos que tenemos es generar todas las instancias posibles para igualar la cancha en materia de oportunidades y calidad de vida entre quienes viven en las zonas más apartadas y más rurales y quienes están en las ciudades”.

Agregó que “con esta aprobación por parte del Gobierno Regional estamos alcanzando un presupuesto cercano a los $85 mil millones para el programa de zonas rezagadas de aquí a 2021, un programa que justamente apunta a generar condiciones de desarrollo socio-económico y reducir brechas de carácter territorial”, dijo.

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X